Nutrición para mujeres embarazadas

Puede que te sientas confundida sobre lo que debes comer cuando estás embarazada. Además de seguir una dieta saludable, debes evitar ciertos alimentos y bebidas.

Llevar una dieta bien balanceada durante el embarazo te ayudará a mantenerte saludable y brindará a tu bebé la nutrición que necesita mientras se desarrolla.

En los primeros 3 meses de embarazo, no necesitas comer más de lo que usualmente comías antes de quedar embarazada, incluso aunque tengas ganas. Sin embargo, en el 2º y 3º trimestre, es posible que necesites un extra diario de 600 kJ mientras tu bebé comienza a aumentar de peso. Eso equivale a dos piezas extras de fruta al día.


Hasta 80% de las mujeres pueden experimentar náuseas matutinas con síntomas como náuseas y vómitos en el 1er trimestre

Cómo manejar algunas sensaciones comunes en el embarazo

Las náuseas


Hasta 80% de las mujeres puede experimentar malestares matutinos con síntomas como náuseas y vómitos durante el 1er trimestre. A pesar de que cada mujer es diferente, algunos de estos consejos pueden serte útiles

> Trata de evitar los olores y alimentos que te hacen sentir náuseas.

> Prueba diferentes alimentos y bebidas para ver cuáles te generan estos síntomas. ¡Algunas mujeres juran que les sucede con el refresco de jengibre o galletas secas a primera hora de la mañana!

> Come porciones pequeñas regularmente durante todo el día. Esto puede ayudar a aliviar o evitar la sensación de náuseas.

> Come alimentos bajos en grasa y fáciles de digerir, como pan, arroz y pasta. O prueba con una botana de alto contenido proteínico como el queso duro.

> Evita alimentos fritos, picantes o enriquecidos que puedan irritar tu estómago.

> Bebe al menos 2 litros de agua al día para que no te deshidrates.

> Trata de tomar tu multivitamínico prenatal durante la noche ya que esto puede ayudar si usted está que sufren de síntomas de la enfermedad de la mañana.

Acidez

La acidez, o ardor de estómago, es común en el 2º y 3º trimestre debido a que tu bebé en crecimiento empuja a tu sistema digestivo que se ha hecho lento. Prueba los siguientes consejos para ver si te alivian en algo:


> Consume comidas pequeñas con regularidad para evitar la sobrecarga de tu sistema digestivo.

> Evita alimentos fritos, picantes o enriquecidos que puedan irritar tu estómago.

> Bebe menos líquidos con las comidas para evitar la hinchazón. En cambio, bebe más entre comidas.

> Permanece sentada después de comer, no te acuestes durante unas horas.

> Usa ropa holgada.

> Duerme con un par de almohadas para que tu abdomen esté más bajo que tu cabeza.

Estreñimiento


La combinación de hormonas, una menor actividad física y un bebé en crecimiento pueden causarte estreñimiento. No tomes laxantes, a menos que tu doctor te haya dado el visto bueno. Más bien ajusta tu dieta y estilo de vida.


> Come muchos alimentos ricos en fibra como cereales integrales, frutas y verduras. Los nutriólogos recomiendan que comamos diariamente alrededor de 30 gr de fibra.

> Bebe mucha agua para ayudar a limpiar tu sistema digestivo.

> Haz ejercicio regularmente, un agradable paseo al inicio de la jornada puede ser útil.

Los antojos y repugnancias por la comida


Tus gustos pueden cambiar durante el embarazo. ¡Es posible que desees comer más de ciertos alimentos y que no soportes otros! Esto no suele ser un problema, a menos que hayas desarrollado un gusto por las cosas extrañas, si es así, consulta a tu médico.


Suplementos importantes para apoyar su embarazo

El embarazo es muy exigente con tu cuerpo. Necesitas más vitaminas, minerales y otros nutrientes para ayudar a mantener el desarrollo de tu bebé, y pueden ser difíciles de conseguir únicamente a través de la dieta normal.


Ejemplos de algunos nutrientes:

1. Ácido fólico

Durante las primeras semanas del embarazo, antes de que la mayoría de las mujeres se enteran de que están embarazadas, ya se ha desarrollado el tubo neural. El tubo neural forma la médula espinal y el cerebro del bebé, esenciales para el sistema nervioso central. El nivel de folato nutricional de una mujer puede desempeñar un papel fundamental en la formación del tubo neural. Está clínicamente comprobado que el ácido fólico reduce el riesgo de que existan defectos tanto en el tubo neural como en la espina bífida.

La demanda de ácido fólico también aumenta durante el embarazo, especialmente en el 3er trimestre. Por tanto, es importante tomar un multivitamínico para embarazo, con ácido fólico como Elevit, cuando estás planeando concebir. Elevit contiene 800 mcg de ácido fólico.

2. Hierro

Durante el embarazo, la demanda de hierro aumenta debido a un aumento en el volumen de sangre materna, el crecimiento del feto y la placenta. El hierro es necesario para prevenir la deficiencia de hierro en la dieta y también tiene beneficios para el desarrollo del bebé. Elevit contiene 60 mg de hierro elemental.

Elevit te proporciona el apoyo nutricional que necesitas en el embarazo

Cuando estás embarazada, la ingesta diaria recomendada de nutrientes aumenta hasta en 150%, por lo que necesitas toda la ayuda que puedas conseguir Elevit contiene numerosas e importantes vitaminas y minerales para ayudar a satisfacer el aumento de tus necesidades nutricionales. Está comprobado clínicamente que el ácido fólico reduce el riesgo que existan defectos tanto en el tubo neural como en la espina bífida y el hierro ayuda a prevenir la deficiencia de hierro en la dieta.

Junto con una dieta saludable, tomar Elevit diariamente te proporcionará a ti y a tu bebé el apoyo nutricional ideal necesario durante el embarazo.

Quizás debas cambiar detalles de tu estilo de vida

Es vital que sepas qué comer cuando estás embarazada, pero no es lo único que necesitas tener en cuenta. Lee nuestros consejos de estilo de vida para mujeres embarazadas. Puede que te sorprendas al darte cuenta que necesitas cambiar algunos de tus hábitos regulares.

Si has tenido un bebé con un defecto del tubo neural o espina bífida, busca consejo médico.

Comparte en:

Suscríbete a nuestro newsletter