Mi cuerpo después del nacimiento

Después del embarazo, tu cuerpo atravesará por cambios físicos y emocionales mientras se adapta a tu nuevo rol de mamá.

¡El bebé por fin está aquí!

A pesar de que la pequeña persona ya ha hecho su aparición, tu cuerpo después del embarazo tardará unos meses en volver a la normalidad.

Vas a experimentar una serie de cambios físicos mientras tu cuerpo se recupera del embarazo y el parto, y comienza a producir leche materna para tu bebé.

Contracción del útero

El útero se ha estirado como un globo y tomará un par de semanas para que recobre su tamaño normal. A medida que tu útero se contrae, puedes sentir calambres y un poco como el dolor menstrual.

Sangrado

Durante las primeras 2 a 4 semanas después del nacimiento, tendrás sangrado vaginal llamado loquios, pero no es un verdadero período. Esto sucederá así hayas dado a luz por parto natural o por cesárea. El sangrado será bastante pesado durante las primeras 12 a 24 horas después del nacimiento, pero debe tornarse de color rosa-café después de unos pocos días y finalmente será blanco.

Si estás lactando, probablemente no tendrás la menstruación hasta que detengas la lactancia materna. Si no amamantas, probablemente tendrás un período de 4 semanas después del nacimiento.

Las hemorroides

Es bastante común que desarrolles hemorroides después del parto, pero por lo general desaparecen en pocos días. Evita estar estreñida comiendo muchos alimentos ricos en fibra como frutas, verduras y cereales integrales, y bebe mucha agua. Si necesitas ayuda al respecto, tu médico puede darte medicamentos para las hemorroides.

Para ayudar a evitar fugas de la vejiga, sigue haciendo diariamente tus ejercicios del piso pélvico

Los músculos débiles del piso pélvico

Los músculos del piso pélvico han tenido mucho trabajo a lo largo de los últimos meses y pueden estar un poco débiles. Para ayudar a evitar la fuga de la vejiga, sigue haciendo diariamente tus ejercicios del piso pélvico.

La leche materna

Durante unos pocos días después del parto, tus senos producirán calostro, un líquido de alto valor proteico lleno de nutrientes importantes y anticuerpos para la llegada de tu bebé. La leche materna por lo general comienza 2 o 3 días después de dar a luz. Si amamantas, podrás producir alrededor de 300-500 ml de leche al día durante la primera semana, y aumentar a aproximadamente 600-700ml dependiendo de las necesidades de tu bebé.

Amamantamiento

Los profesionales de la salud recomiendan, en la medida de lo posible, la lactancia materna. Ésta ofrece una serie de beneficios tanto para ti como para tu bebé.

Aviso importante: la leche materna es la mejor para los bebés. Asesórate con tu médico o profesional de la salud.

La lactancia materna es buena para ti porque:

> Te ayuda a conectarte con tu bebé.

> Ayuda a que tu cuerpo regrese a su forma inicial, después del embarazo.

> Puede relajarte en medio o después de un día ocupado.

> La leche materna es buena para tu bebé porque:

> Contiene importantes nutrientes que tu bebé necesita para crecer y desarrollarse.

> Proporciona protección contra una gran cantidad de infecciones.

> Ofrece suministro de comida barata y conveniente.

Después de 4 semanas, el bebé debe instalarse en un patrón de alimentación bastante regular y se puede establecer una rutina diaria en torno a los alimentos

Pautas de alimentación

Cada bebé tiene un patrón de alimentación diferente, por lo que es clave encontrar lo que funciona para el tuyo.

En las primeras semanas, un bebé amamantado puede alimentarse de 8 a 12 veces durante un período de 24 horas. Los bebés criados con biberón se alimentan a menudo un poco menos, alrededor de 8 veces al día en un primer momento.

Después de 4 semanas, tu bebé debe instalarse en un patrón de alimentación bastante regular y se puede establecer una rutina diaria en torno a los alimentos.

Si estás amamantando, puede tomarte tiempo aprender la técnica correcta. Si tienes problemas al respecto, consulta a tu doctor o especialista en lactancia para obtener ayuda.

Si no estás lista para la hora de comer, la leche materna se puede extractar con un extractor de leche y almacenar para su uso posterior.

A tener relaciones sexuales

Es normal que no te sientas lista para tener sexo en las semanas o meses después de dar a luz. Tu recuperación física puede llevar tiempo y puede sentirte muy cansada, por lo que el sexo es la última cosa que vas a tener en tu mente. Pero si está lista para tener relaciones sexuales, puedes intentarlo una vez que el sangrado se detenga. Si tienes puntos de sutura, puede tomarte más tiempo hasta que estés cómoda.

Sobre la anticoncepción

Si es importante que enseguida no quedes de nuevo embarazada, usa un método anticonceptivo adecuado. No es cierto que no se puede quedar embarazada durante la lactancia. Algunas mujeres ovulan durante este tiempo. Habla con tu médico sobre las opciones de anticoncepción que más te convienen.

Cuida de tu bienestar emocional

Es bastante común que te sientas triste y llorosa 3 a 4 días después del nacimiento. ¡Las hormonas y el cansancio están conspirando en tu contra! Sin embargo, si los sentimientos empeoran y te resulta difícil de manejar tu estado de ánimo, habla con tu médico.

Más consejos sobre cómo ser una nueva mamá

Sientes que ahora entiendes mejor tu cuerpo después del embarazo

¿Quieres saber qué más esperar en los primeros meses preciosos de la maternidad? Visita la página de nutrición para asesorarte sobre tu dieta y salta a nuestra página de estilo de vida con consejos sobre cómo vivir los nuevos padres.

Comparte en:

Suscríbete a nuestro newsletter