Consejos de estilo de vida para la pre-concepción

Mientras te preparas para el embarazo, sigue algunos simples consejos de estilo de vida. Así vas a estar lista para concebir y darle a tu bebé el mejor comienzo de su vida.

Tus posibilidades de quedar embarazada tienen que ver con una serie de factores controlables como la dieta, el peso, el tabaquismo y el ejercicio. Es posible que tengas que hacer algunos ajustes en tus hábitos para tener mejores posibilidades de concebir.

Hay 3 principales razones por las que es importante tomar un multivitamínico para embarazo, como Elevit, cuando estás planeando un embarazo:.

1. Cubre correctamente tus necesidades nutricionales

Sigue una dieta bien equilibrada, llena de frutas y verduras frescas, proteínas de buena calidad, cereales integrales, productos lácteos bajos en grasa y agua abundante. Una buena nutrición materna le dará a tu bebé el mejor comienzo de su vida.

Trata de evitar sustancias que pueden causar problemas con la concepción y durante el embarazo, tales como alcohol, drogas recreativas, alimentos que pueden contener Listeria (como los quesos blandos, carnes frías, ensaladas ya preparadas y huevos crudos) y pescados con altos niveles de mercurio. También es aconsejable que reduzcas tu consumo diario de cafeína.

Sigue una dieta bien balanceada, con mucha variedad, llena de frutas y verduras frescas. Una buena nutrición materna le dará a tu bebé el mejor comienzo de su vida.

2. Toma un multivitamínico para el embarazo mientras planificas un embarazo

El embarazo es uno de los periodos más exigentes, en términos nutricionales, en la vida de una mujer, y es ampliamente reconocida la importancia de una buena nutrición materna para la madre y la salud del bebé.

Durante el embarazo, aumenta los requerimientos de algunos nutrientes. A pesar de que tengas las mejores intenciones, satisfacer estas necesidades nutricionales adicionales puede ser difícil únicamente con una dieta normal. Por eso, tomar un multivitamínico para embarazo, como Elevit, puede contribuir a cubrir los requerimientos de los nutrientes y a cubrir las necesidades de la madre y el bebé.

Durante las primeras semanas del embarazo se forman los órganos de tu bebé, y puede que en ese momento ni siquiera sepas que estás embarazada, por lo que es importante que empieces a tomar todos los días un suplemento de embarazo, desde al menos un mes antes de intentar quedar embarazada.

3. Manténte saludable y practica una buena higiene a los alimentos

Reduce las posibilidades de adquirir una infección transmitida por alimentos, al manejarlos correctamente. Conserva limpios todos tus utensilios de cocina y las superficies, lávate las manos y lava con dedicación las frutas y verduras, cocina los alimentos y almacena todo a la temperatura adecuada.

4. Haz ejercicio regularmente

Al mantenerte activa, reduces el riesgo de algunos problemas de salud crónicos y mejoras tu bienestar general. Sin embargo, no te excedas. El exceso de ejercicio puede afectar a las hormonas y puede hacer que te sea más difícil concebir.

5. Controla tu peso

Mantener un peso saludable es esencial cuando se trata de concebir. Tus posibilidades de quedar embarazada se reducen si tienes sobre peso o tu peso está por debajo de lo establecido para tu tipo de cuerpo, principalmente debido a trastornos hormonales.

Para calcular el peso ideal para tu tamaño, calcula tu índice de masa corporal (IMC). Divide el peso en kilogramos sobre la talla al cuadrado, o utiliza un simple índice de cálculo en línea.

El índice de masa corporal ideal está entre 18,5 y 24,99. Si necesitas perder o ganar peso para estar en el rango saludable, habla con tu médico sobre la mejor manera de hacerlo.

La reducción de los niveles de estrés puede aumentar sus probabilidades de quedar embarazada.

6. No fumes

El tabaquismo causa una serie de problemas de salud y puede afectar la fertilidad tanto en hombres como en mujeres.

Si tú o tu pareja fuman, la planificación de un bebé es una gran razón para que ambos dejen de fumar. Si necesitas asesoría y apoyo para dejar de fumar, habla con un profesional de la salud.

7. Reduce el estrés

El ritmo de la vida moderna y el esfuerzo por buscar un bebé pueden hacer que te sientas cansada y estresada. La reducción de tus niveles de estrés y la práctica de técnicas de relajación (p/e yoga, el tai chi o la meditación), pueden ayudar a aumentar tus probabilidades de quedar embarazada.

8. Reduce el estrés

Evita el calor excesivo de un sauna o tina de hidromasaje cuando estás buscando un embarazo. Los hombres también pueden mejorar su salud y la cantidad del esperma al mantenerse frescos.

9. No manipules la arena del gato

La arena para gatos puede contener bacterias que podrían ser perjudiciales, por lo cual es mejor que uses guantes de goma para limpiar la bandeja de arena, o le pidas a alguien más que lo haga. Por la misma razón, usa guantes si vas a cultivar un huerto.

Asegúrate de estar lista

10. Echa un vistazo a tus finanzas

Es esencial que tú y tu pareja estén listos en términos financieros para el viaje que van a iniciar. Asegúrate de estar financieramente estable y de planear los gastos adicionales que conlleva formar una familia.

11. Pregunta sobre tu historia familiar

Si te es posible, averigua sobre tus antecedentes familiares cuando estés planificando un embarazo. Esto puede ser útil en la formación y en la vida de tu bebé. Puede que necesites consultar algún asunto de salud familiar con un profesional de la salud antes de buscar quedar embarazada, para determinar si hay factores que pueden afectar tu embarazo o el desarrollo de tu bebé.

12. Habla con amigos y familiares

Si es cómodo para ti, también puede ser buena idea hablar con amigos cercanos y familiares sobre tu deseo de formar una familia. Esto puede ayudarte a ti y tu pareja a entender mejor lo que en muchos sentidos significa esta decisión, además de las cosas que hay que preparar. Este, incluso, puede proporcionar a los dos una red de apoyo importante.

13. ¿Estás lista para el viaje que comienza?

Si bien las perspectivas de formar una familia son muy interesantes, es bueno detenerse y hablar con tu pareja antes de adquirir una nueva responsabilidad. Comprueba que tu pareja está en la misma sintonía y que ambos se encuentran emocionalmente listos para comenzar una familia.

Comparte en:

Conoce más de:

Mi cuerpo

Nutrición

Estilo de vida

Checklist

Suscríbete a nuestro newsletter