Consejos para planificar un embarazo a los 40 | Vitaminas Elevit
Consejos para planificar un embarazo a los 40

De Mamá a Mamá

Consejos para planificar un embarazo a los 40

En esta época muchas mujeres aplazan su decisión de ser mamás, incluso hasta la edad avanzada de los 40. Cada vez es más posible lograr embarazos exitosos y niños sanos gracias a la tecnología actual. Sin embargo, el embarazo después de los 40 presenta ciertos riesgos y complicaciones para mamá y bebé, por lo cual vale la pena tomarlos en cuenta y prepararte con todas las de la ley. Aquí podrás conocer algunos puntos que te ayudarán a planear de mejor forma tu embarazo si tiene más de 40 años.

Lo más importante es hacer un gran equipo con tu ginecólogo para que te ayude a conocer todos los estudios que deberás realizarte, para saber qué tan probable es que tu cuerpo sea apto para un embarazo a esta edad. No olvides que a cierta edad ya empezamos a sufrir de problemas presión arterial alta y diabetes que pueden afectar la fertilidad. Te van a realizar el papanicolau y un examen pélvico, sin lugar a dudas. También recuerda que deben de conversar sobre los medicamentos que tomas actualmente.

Además de diversos estudios de sangre, lo más seguro es que evalúen tu reserva ovárica o sea la probabilidad de que existan óvulos aptos. No está demás investigar y preguntar sobre los tratamientos de fertilidad disponibles. Ya que, dependiendo de cada mujer, tener un hijo a los 40 años puede llegar a ser algo complicado. Todos estos preparativos te ayudarán a tomar mejores decisiones.

Después de los 40 se hace más difícil concebir. Existen desde medicamentos orales que incrementan las posibilidades de ovulación, por ejemplo, hasta procedimientos más complejos para lograr un embarazo.

Con calma, lo verdaderamente importante es manejar los problemas previos de salud que padezcas, y llevar una dieta alimenticia saludable y equilibrada, con incluya todos los grupos de alimentos y que te nutra. También es esencial estar en tu peso ideal y dedicar tiempo al ejercicio regular.

¡Todos los sueños son posibles! ¡Basta con creer y trabajar en ellos!