dolores

De Mamá a Mamá

¿Cuáles son los dolores y molestias más comunes cuando estás embarazada?

Además de hacer las repisas para los juguetes, organizar los pañales por etapas y pintar las paredes de su habitación con globos de colores, también es bueno que estés preparada para el lado amargo del embarazo. Así es, acá te vamos a recordar esos puntos negros que aparecen comúnmente en la dulce etapa, para que sepas de qué se tratan y cómo lidiar con ellos.

Las náuseas y los mareos, usualmente, desaparecen antes del segundo trimestre del embarazo. Para aliviarlos, se recomienda que hagas cinco o seis comidas sanas al día y que tomes agua constantemente.

Image

El estreñimiento se da porque los cambios hormonales llevan a que tu digestión se haga lenta, además con el crecimiento de la panza, el útero presiona los intestinos. La solución es comer mucha, mucha fibra y tomar agua.

Image

Al reacomodarse los órganos internos, hacia el final del embarazo, el diafragma termina presionado y te va a ser cada vez más difícil respirar. Puedes aliviar esto, dejando que caiga el peso de tu abdomen sobre tus manos y rodillas. En ese momento te será posible respirar profundo.

El agotamiento es inevitable debido al peso que van a cargar, al exceso de movimiento y energía de tu bebé. Esa fatiga también puede surgir a partir de la anemia. Si no es una sensación llevadera o que alivianas con descansos intercalados en el día, consulta con tu médico.

Image

La retención de líquido es común durante este periodo, así es que es posible que se te hinchen las piernas. Por esta razón, tus zapatos deben ser lo más cómodos posible, y puedes ayudarte levantando los pies en tus momentos de relajación.

Va a aumentar el flujo vaginal blancuzco o transparente, e inoloro.

La acción hormonal también aumenta la producción de melanina, que puede causar manchas en la piel, en especial en la cara y en la línea abdominal. Aunque estas marcas van a desaparecer cuando nazca el bebé, es recomendable que te apliques cada día bloqueador solar.

Es tanto el peso que cargas cada día durante un embarazo que es habitual que aparezca dolor de espalda. Así es que debes estar atenta a tu postura, evitar alzar cosas pesadas y regálate ratos frecuentes de descanso durante el día.

espalda

Las hormonas también son las causantes de ciertos dolores de cabeza, aunque otras causas pueden centrarse en la deshidratación, el estrés o el agotamiento. ¿Qué hacer? Toma agua, respira profundo y relájate, y si persiste el dolor, consulta a tu médico.