Embarazada: cómo sobrevivir a los excesos de la navidad

De Mamá a Mamá

Embarazada: cómo sobrevivir a los excesos de la navidad

La navidad es sinónimo de posadas, festejos, compras, comida abundante y mucho movimiento. Aunque es una época alegre, de unión y en la que aflora el amor por la familia y los amigos, siempre es bueno que tomes en cuenta algunos consejos para que, en tu embarazo, la pases bien y no queden vestigios innecesarios de los exagerados festejos decembrinos…

  • Evita los ambientes de humo, no te expongas a ser una fumadora pasiva. Busca espacios abiertos o donde no estén fumando. Piensa en tu bebé.
  • Come. No se trata de que te prives de las delicias navideñas. Goza los romeritos, el bacalao y los postres, sólo que de forma moderada. No querrás indigestiones en medio de esta etapa de espera, así es que prueba todo, pero en raciones pequeñas.
  • Cuidado con los dulces. Es época de turrones, mazapanes y muchos postres. Sólo no abuses, eh. Y si tienes diabetes en el embarazo, siempre sigue las indicaciones de tu médico.
  • Di no al alcohol. Está bien brindar con agua natural o de sabores, y si la posada es en tu casa, sé creativa y ofrece un coctel sin alcohol. Los hay deliciosos.
  • Las compras son el mayor enemigo de la navidad si estás embarazada. Mucho tiempo caminando y de pie, largas horas de actividad, subir, bajar… Haz anticipadamente una lista de compras para hacerlo todo con calma, poco a poco. En lo posible visita la tiendas en horarios en que no haya mucha gente, mejor entre semana. No te agobies demasiado. Recuerda que también se pueden hacer compras en línea.
  • A pesar de asistir a posadas y cenas, cuida tus horas de sueño y descanso. No olvides lo importante que es recuperar fuerzas cuando estás en etapa de gestación.
  • Y finalmente, escucha a tu cuerpo que siempre te dará las señales necesarias para descansar y no abusar de él.

¡Felices fiestas navideñas!