planeacion-fumadora-pasiva

De Mamá a Mamá

¿Embarazada y fumadora pasiva?

Cuando se aconseja no fumar durante la gestación, la recomendación por supuesto también incluye evitar ser fumadora pasiva. Exponerse al tabaquismo pasivo durante el embarazo eleva en 11% el riesgo de que el bebé adquiera problemas respiratorios en sus primeros años de vida.

Si luego, al nacer, el pequeño continúa expuesto al humo del cigarro, el porcentaje de riesgo se eleva a 29% y pueden presentarse otitis, infecciones respiratorias, asma, disminución de la función pulmonar y hasta cáncer. No hace falta pensarlo dos veces para decidir que, desde ningún punto de vista, vale la pena arriesgar la salud de tu bebé.

Busca siempre la salud y el bienestar, intenta pasar la mayoría de tu tiempo en ambientes libres de humo y no te abstengas al pedir a los fumadores que no fumen alrededor tuyo. Estás en todo tu derecho. ¡Di no a que tu bebé que no ha nacido sea un fumador pasivo!