formasdeentretener

De Mamá a Mamá

Formas de entretener al bebé recién nacido

Son muchas, y muy sencillas, las formas de entretener y jugar con tu bebé recién nacido. Para su momento de desarrollo y de vida, lo común son los juegos de respuesta a estímulos: mostrarle objetos y despertar en él sensaciones, para luego esperar sus reacciones. No olvides que quedarse mirándote fijamente también es una reacción, y muy importante, de atención.

Pues acá te dejamos algunos juegos sensoriales que puedes practicar con él para pasar el tiempo, mientras aportas en los inicios de su desarrollo:

Para estimular su visión, por ejemplo, recuerda que los ojos de los recién nacidos únicamente pueden enfocar cosas que se encuentren a una distancia de 10 o 12 pulgadas de su cara. No olvides que para ese momento de su vida, aún no distinguen colores. Entonces juega a ponerle diferentes objetos y a movernos para captar su atención.

Los juegos de escucha probablemente le llamen mucho la atención a tu hijo, pues los recién nacidos tienen completamente desarrollado su sentido del oído. Prueba con diferentes sonidos, por ejemplo de tu voz, dicen los estudios que los pequeños prefieren voces graves que agudas. Comprueba esa teoría. Pueden mantener conversaciones muy serias o divertidas. También puedes arrugar una bolsa, hacer sonar unas llaves o tocar un sonajero, y moverte de un lado al otro con los distintos sonidos de un lado a otro. Sabrás cuáles le gustan más y cuáles no atrapan su atención. Cuestión de gustos.

Los juegos táctiles también son muy llamativos y entretenidos. Tócale o hazle caricias en diversas partes de su cuerpo, incluso con texturas diferentes, unas suaves y otras más gruesas. También puedes tomar su mano para que él toque texturas cambiantes. Por otra parte, también puedes estimular su olfato, un sentido que tienen agudo los recién nacidos. Acerca a su nariz distintos alimentos u objetos que tengan aromas, para ver sus expresiones.

Y por supuesto, los juegos más divertidos es posible que sean los gustativos, pero sólo hasta que el bebé tenga seis meses puede entrar a disfrutar ese universo de los sabores. ¡Por ahora experimenta con los demás consejos y diviértanse!