La verdad sobre el alcohol y el embarazo

De Mamá a Mamá

La verdad sobre el alcohol y el embarazo

Es claramente sabido que no se recomienda consumir bebidas alcohólicas durante la gestación, aunque existen estudios como el de la University College of London que concluyen que tomar una o dos copas a la semana no conlleva a ningún riesgo para el bebé. Sin embargo, los científicos especifican que las reacciones varían de mujer a mujer.

Por tanto, lo mejor es evitar en lo posible este placer durante esta etapa. No debemos olvidar que tomar alcohol –más que todo en grandes cantidades- se relaciona con problemas graves en el bebé como retraso mental, malformaciones, alcoholismo y hasta aumento en el riesgo de padecer leucemia. En casos extremos, ocasiona el Síndrome Alcohólico Fetal (SAF).

El SAF es cada vez más frecuente y genera malformaciones faciales como rostro ancho o achatado, nariz corta y ojos pequeños y malformados; déficit de desarrollo prenatal que se expresa en dificultad en el aumento de peso y en capacidades cerebrales deficientes; alteración en la función motora fina; y en algunas casos, anomalías mayores como lesiones cardíacas, oculares y esqueléticas.

Sin duda, este tipo de efectos no suceden con un vino o dos durante todo el embarazo. Sólo se trata de evitarlo de forma generalizada y siempre, siempre, consulta todas tus dudas con tu médico de confianza.