Cómo evitar el reflujo en el embarazo

De Mamá a Mamá

Reflujo: cómo evitarlo

Otra de las molestias comunes durante la gestación es el reflujo, que se presenta en 30 a 50% de los casos, y que se siente como una quemazón o ardor retroesternal que sube hasta la fosa supraesternal. Esta sensación de acidez, que no siempre acaba en vómito, tiende a empeorar conforme avanza el embarazo y sucede especialmente después de las comidas y al acostarse. De ahí que muchas mujeres recién paridas opten por dormir sentadas en ciertos periodos.
¿Qué hacer si empiezas a padecer de reflujo? Cuando los síntomas son leves puedes evitarlo cambiando tus hábitos alimenticios y tu estilo de vida. Por ejemplo, no se recomienda que comas tres horas antes de ir a dormir y vale la pena que levantes la cabecera de tu cama entre 15 y 20 centímetros. Otro consejo es que evites comer fritos, chocolates y grasas.
Es clave que te cuides de no aumentar de peso y que además evites tomar bebidas alcohólicas o fumar, que por demás son hábitos muy dañinos para el desarrollo del pequeño en formación. Los síntomas pueden aliviarse con antiácidos y sucralfatos, pero no dudes nunca en consultar con tu médico de confianza, nunca. Y recuerda, ¡todo tiene solución!