¿Se puede tomar café en la lactancia? | Vitaminas Elevit
¿Por qué evitar el café durante la lactancia?

De Mamá a Mamá

¿Se puede tomar café en la lactancia?

Somos muchas las amantes del café que no podríamos imaginarnos la vida sin una taza matutina de este elixir de energía. Pero cuando estamos en embarazo seguimos obedientes la recomendación médica de disminuir su consumo e incluso hasta de evitarlo. Luego en el postparto, cuando estamos amamantando, ¿debemos de seguir cerrando las puertas a una taza de café? ¿Qué tan cierta es la incompatibilidad entre el café en la lactancia? ¿Se puede tomar café durante la lactancia? ¿Cómo afecta la cafeína en la lactancia?

En la etapa de lactancia, la dieta se hace más flexible, lo mismo que muchas de las indicaciones y cuidados que tuvimos durante el embarazo. Por ejemplo, los expertos consideran que el café es una bebida segura durante la lactancia materna, sólo que su consumo excesivo puede traer consigo complicaciones, entre las que se encuentran insomnio, nerviosismo e irritabilidad en el bebé.

La explicación es simple: se calcula que de 7 a 10 por ciento de la cafeína que consume mamá puede ser percibida por el bebé a través de la leche. Además, durante sus primeros 4 meses, el cuerpo de los pequeños no tiene capacidad para metabolizar y eliminar la cafeína adquirida a través de la lactancia al mismo ritmo que el organismo adulto, así que la sustancia permanecerá más tiempo.

Cada bebé es un universo. Unos son más sensibles que otros a los efectos del café en la lactancia. De ahí lo importante de consumir poco café durante la lactancia y de vez en cuando. La cantidad de cafeína recomendada tanto durante el embarazo como en la lactancia es de 300 mg al día, que equivale a unas dos a tres tazas estándar de café no muy cargado. Es esencial tomar en cuenta otros alimentos que se consuman y que también tengan cafeína entre sus ingredientes.

Otra opción para las mamás es comenzar a tomar café descafeinado durante la lactancia, que afectará en menor medida al bebé.

Ya lo sabes, sí se puede tomar café durante la lactancia, así que mamás amantes del café: no deben olvidarse de su bebida favorita. Solamente moderen su consumo y siempre consulten a su médico, recuerden que cada organismo es único.