5 beneficios emocionales de amamantar

De Mamá a Mamá

5 Beneficios emocionales de amamantar

Siempre se escucha hablar de la gran nutrición que ofrece la leche materna, de las bondades de amamantar para el sano y óptimo desarrollo del bebé en sus primeras etapas de vida y de que no hay alimento más completo que el naturalmente producido por mamá especialmente para su hijo. Pero amamantar, además, trae consigo otros tantos beneficios emocionales que vale la pena no olvidar…

  • INDEPENDENCIA. Suena raro, pero ese vínculo tan estrecho que amamantar crea entre la mamá y su bebé fomenta además un desarrollo emocional autónomo en el pequeño. Sí ciertamente va a influir en que sea un niño más seguro e independiente.

  • EXPRESIÓN DE AMOR. Amamantar a tu hijo es la mejor manera de decirle cuanto lo amas. Tu mirada, tus caricias, tus palabras, además del alimento, van creando una atmósfera de protección y cariño certero que para él va a ser esencial siempre, siempre.

  • SEGURIDAD. Durante del proceso de amamantamiento, a través de tu olor y todos los demás estímulos, también se transmiten mutuamente tranquilidad y seguridad de que cada uno existe para el otro.

  • UNIÓN. Aunque ya existe claramente una relación de amor entre ustedes dos, la lactancia fortalece y hace aún más sólido ese vínculo, una unión indestructible.

  • PAZ. La acción de succionar de tu bebé va a generar endorfinas en tu cerebro, una especie de droga natural que te va a llenar de calma y por ende también a él. En pocas palabras, amamantar también da una verdadera paz.