Consejos para mantener sexo en el embarazo | Vitaminas Elevit
Consejos para mantener sana una relación de pareja durante el embarazo

De Mamá a Mamá

Consejos para mantener sexo en el embarazo

Cuando un bebé viene en camino, los cambios son a todo nivel. El embarazo afecta no solamente el cuerpo y el estado emocional de mamá, sino también tiene impacto en la relación de pareja. Son tantas las expectativas, miedos, inseguridades, tensiones y responsabilidades, que vale la pena que los padres pongan especial atención en su relación. Ya que temas tan aparentemente sencillos como tener sexo en el embarazo o el ejercicio durante las últimas semanas del embarazo, pueden suponer una complicación para ti, tu pareja y el bebé.
La comunicación, es el punto esencial en este sentido. Siempre será positivo conversar y expresar lo que cada uno siente, así como reforzar la idea de que son un equipo y están afrontando un reto de los dos. Algunas parejas incluso adoptan un lenguaje pluralizado durante esta etapa, a modo que se muestra la unión de ambos, un ejemplo puede ser la frase “estamos embarazados”. La compasión también entra a ser un factor clave en el diálogo, la mujer tiende a estar más sensible y los cambios físicos y hormonales pueden tener impactos incalculables en su dinámica de vida.
Es recomendable que expresen las necesidades de cada uno durante esta etapa de transformaciones, sean claros y honestos al pedir ayuda o apoyo al otro. Crear empatía entre los dos va a significar la fuerza en este proceso. Además, no cabe duda de que el bebé percibirá la solidez de ese vínculo, y eso le aportará estabilidad y certezas una vez desembarque.
Un aspecto clave es que no dejen de hacer planes juntos. Ir al cine, a cenar, caminar o ver una serie en casa. De igual forma, no dejen de lado sus juegos eróticos y su vida sexual, tener sexo durante el embarazo (siguiendo posturas seguras para el bebé) puede ayudarles a mantener un estrecho vínculo y una relación de pareja saludable entre ustedes. Pasar tiempo juntos incluye que ir a las consultas médicas, por ejemplo, que además resulta un buen momento para despejar todas las dudas frente al otro.
También pueden preparar juntos la habitación del pequeño por llegar, elaborar una cuna artesanal o salir de compras para elegir las primeras vestimentas. Tomar las clases de entrenamiento para el parto y hasta hacer ejercicio juntos siempre cuidando tu vientre y sólo haciendo ejercicios adecuados, son alternativas para fortalecer el vínculo de equipo. ¡No pierdan el foco: una buena relación es requisito para un embarazo exitoso!