Ejercicios para después del parto | Vitaminas Elevit
Ejercicios para después del parto

De Mamá a Mamá

Ejercicios para después del parto

Las mujeres deportistas siempre se preguntan cuándo volver a iniciar sus rutinas de ejercicio en el gimnasio o el running, después de haber dado a luz. No cabe duda de que mediante actividad física, y un adecuado régimen alimenticio, vamos a volver a estar en forma después de los gloriosos y mágicos 9 meses del embarazo. ¿Pero por dónde comenzar?

Para empezar, lo óptimo es esperar un tiempo para recuperarte del parto. El cuerpo queda estropeado y adolorido, así que no urge empezar al otro día del parto. Durante la “cuarentena” se recomienda no hacer ejercicio intenso hasta que tu organismo se estabilice, se curen las heridas, se equilibren las hormonas y se fortalezca un poco la zona pélvica y las piernas. Aquí podrías complementar tu recuperación comenzando a tomar vitaminas post parto como las de Elevit o de alguna otra marca.

Luego, poco a poco, sí, de forma gradual, es la mejor manera de reiniciar la rutina. Sólo tú sabes cuándo te sientes verdaderamente preparada para empezar. Escucha las señales de tu cuerpo y sé compasiva con él. Lo mejor es iniciar con caminatas suaves y persistentes, pilates o yoga en vez del cycling y los aeróbicos. Estos últimos pueden llevar a sobre esforzarte lo cual a su vez puede llevar problemas que no deseamos que sucedan, así que caminar es una forma “más gentil” de ir preparando a tu cuerpo para retomar las actividades físicas.

Intenta las primeras veces con flexiones, estiramientos, sentadillas y abdominales. Enfócate en los ejercicios del suelo pélvico para echarle una mano a esa zona pélvica que queda tan desencajada después de un embarazo y un parto. Puedes intentar luego con bicicleta estática y natación. Sube escaleras y olvídate del elevador, por ejemplo. Lo importante es que seas constante aunque sean leves las rutinas al inicio, además de que no debes de olvidar hidratarte continuamente.

Otra alternativa, semanas después, es hacer ejercicio con tu pequeño. Después del parto, es una práctica muy divertida y los va a unir a ustedes dos aún más. Hay ejercicios de yoga para hacer ambos o puedes salir a hacer tus sesiones empujando la carriola. ¡Lo importante es empezar a moverte, pero eso sí, poco a poco!