¿El mal genio de mamá daña la leche que ella produce?

De Mamá a Mamá

¿El mal genio de mamá daña la leche que ella produce?

Uno de los mitos más escuchados entre las mamás es que su mal genio, corajes o situaciones emocionales alteradas pueden agriar o dañar la leche que producen. ¿Es esto posible? No lo es. La leche no se corta con los disgustos de mamá, aunque lo que sí puede suceder es que, a partir de situaciones de estrés, la leche deje de salir por un tiempo determinado o con la fluidez habitual.

La explicación a esto es que en situaciones de estrés y angustia, el cuerpo produce más cantidad de adrenalina y cortisol, las cuales inhiben la generación de oxitocina. Ésta última sustancia forma parte del proceso de eyección de la leche. Así, se hace más difícil la salida del líquido preciado, pero se mantienen sus componentes.

Respecto al estrés de mamá, bien vale la pena considerar que el bebé va a percibir tus cambios de estado anímico, y por tanto mostrarse irritado e inquieto. Lo importante es que una situación difícil ¡no lleve a la infortunada decisión de destetar! Todo puede solucionarse con paciencia y cabeza fría… La leche está ahí volverá a brotar con naturalidad, sólo dale chance…