Mamás de chile, mole y manteca

De Mamá a Mamá

Mamás de chile, mole y manteca

Cada mamá es un universo, las hay de todo tipo: protectoras y confiadas, confidentes y frías, chistosas y distantes, nerviosas y tranquilas, expertas y las que le apuestan al ensayo-error, etc.
Acá te compartimos diez tipos de mamás, a ver con cuál te identificas más o cuál es la tuya, aunque sea como sea, madre solo hay una.

Mamá gallina

La más sobreprotectora, su absoluta prioridad es su polluelo, a quien le ayuda a solucionar sus problemas e incluso a evitarlos; se quita el pan de la boca para dárselo y prefiere hacer todo lo posible por allanar los terrenos para que su hijo sufra menos. Quisiera tener a sus hijos –pequeños o de cualquier edad- siempre entre sus alas.
Mamás de chile, mole y manteca

Mamá regañona

Aunque tenga una tierna apariencia, esta mamá es una “enojona” en potencia. Esa es su manera de cuidar y proteger: el regaño. De nuevo, así se va a comportar, tengan sus hijos la edad que tengan.
Mamás de chile, mole y manteca

Mama Polifacética

Esta mujer sabe hacer de todo, óigase bien, ¡de todo! Además de preparar la comida, cualquier tipo de comida, lavar, barrer, trapear y quitar manchas, también compone la instalación eléctrica, destapa cañerías, resana, pinta, arregla el coche y cura los dolores. Y también trabaja y va al gimnasio. ¡De todo!
Mamás de chile, mole y manteca

Mamá ejecutiva

La mamá moderna, súper exitosa en el trabajo, que sale temprano y vuelve cuando los bebés quizás ya estén dormidos. Entregada a la maternidad en sus ratos libres, aunque sean pocos, ella siempre viste elegante, está peinada y huele a perfume.
Mamás de chile, mole y manteca

Mamá controladora

Obsesionada por el control, quiere solucionarlo todo, saberlo todo, ayudar en todo. Puede ser agotador para ella y para los hijos, sin duda.
Mamás de chile, mole y manteca

Mamá perfeccionista

Se trata de esa mamá que hace hasta lo imposible para que las cosas salgan perfectas, y se frustra cuando no sucede de esa forma. Lucha por la perfección y así mismo exige a sus hijos. A veces para bien, a veces para mal.
Mamás de chile, mole y manteca

Mamá cómplice

Ella quiere ser la mejor amiga de sus hijos, pero puede llegar a ser metiche, sí, por amor. Quiere acompañarlos, ir a las fiestas, estar en las pláticas con amigos, ser una de ellos. Todo por amor.
Mamás de chile, mole y manteca

Mamá new age

Su vida se basa en el manejo de las energías y el pensamiento positivo. Inculca el amor por la madre tierra, la meditación, lleva a sus hijos a marchas sociales y los inscribe en clases de yoga. En casa no hay televisión, pero sí un huertorgánico.
Mamás de chile, mole y manteca

Mamá malcriadora

Obsesionada por sus hijos, está tan ciega que no ve sus errores. Hace todo por verlos felices, pero a la hora de poner orden y reprender, su cabeza está en otro lado. Sí, por lo general se hace la de la vista gorda.
Mamás de chile, mole y manteca