Fisiológicamente

De Mamá a Mamá

¿Fisiológicamente por qué debemos comer mejor?

A veces suena a cliché eso de “comer mejor y más nutritivo durante el embarazo”, pero resulta interesante que sepas las razones de fondo de esta gran máxima de un embarazo sano y exitoso. Durante la gestación la demanda nutricional se multiplica porque es necesario que aportes nutrientes para ti y para el bebé en crecimiento. Dos seres dependen ahora de esa alimentación. Doble responsabilidad.

No sobra grabarse en la mente que el estado nutricional del feto es absolutamente dependiente del de la mamá e incluso si llega a haber carencias nutricionales, es el feto el más afectado.

Por eso, resulta interesante que estés enterada de algunos procesos fisiológicos que explican la imperiosa necesidad de una óptima alimentación mientras la espera del pequeño:

  • El primer semestre es la fase de crecimiento fetal más rápido, así es que cualquier carencia de algún nutriente en esta etapa, puede repercutir en alteraciones irreversibles en el bebé.
  • En el segundo semestre, el feto sigue creciendo y es una etapa centrada en el desarrollo de los huesos, además de que se establece el llamado depósito graso de mamá en pro de una lactancia adecuada más adelante. Es también un momento clave.
  • Durante los últimos meses, el feto crece cinco veces más, por lo que necesita más nutrientes y energía para lograrlo.

Diseña una dieta sana, compra siempre lo necesario y disfruta de estar comiendo bien para ti y para él. ¡Rico y necesario!