¿Por qué tantos cambios de humor en el embarazo?

De Mamá a Mamá

¿Por qué tantos cambios de humor en el embarazo?

Más allá de la ternura y alegría que suscita el embarazo, esta etapa en la vida de la mujer también se caracteriza por ser estresante y de una alta demanda emocional. Es usual que en medio de tantos cambios y de una responsabilidad tan grande por delante, se combinen tantos sentimientos, en lo cual además las dinámicas hormonales juegan un papel esencial.

Es cierto, los cambios hormonales tienen un impacto en los neurotransmisores, es decir, en los mensajeros químicos del cerebro que al final se encargan de crear los estados de ánimo. Por fortuna, estos vaivenes son normales y temporales. En ciertos casos, es tal la transformación de la personalidad de la mujer, que algunas parejas creen que están conviviendo con otra persona.

Son varios y diversos los estados emocionales que provoca el embarazo, y que pasan de uno a otro con la mayor facilidad. Puedes sentir euforia y tristeza la vez, tienes la sensación de felicidad por la llegada de tu hijo, pero luego los malestares se derrumban y te deprimes. También es posible pasar de la risa al llanto en segundos, a lo cual no vale la pena que le buscas una explicación lógica.

Sentirás, quizás, ansiedad y miedo. Es un terreno nuevo e incierto, son muchas las dudas y los temores, además no sabes si lograrás cumplir al cien por ciento las expectativas del nuevo miembro de la familia. Asimismo, vas a sentirte despistada y se te pueden olvidar las llaves adentro de tu casa. Es parte de la aventura, no te preocupes.

Lo importante es aceptar todos los cambios y estar lo más relajada posible. Tómalo con calma, busca apoyo y haz equipo con tu pareja o con los más cercanos, expresa tus emociones y consiéntete lo más que puedas. Si los cambios son radicales y están causando problemas en tu vida, no está mal buscar un terapeuta para conversar, también puede ser que estás atravesando por una depresión leve, algo también común en las mujeres expectantes.